Home

Hace cuatro años miles de jóvenes y no tan jóvenes se echaron a la calle y ocuparon las plazas durante tres meses. Los lemas eran “No nos representan” y “Democracia real ya”, entre otros. Había muchos más, llenos con frecuencia de lirismo, humor e inteligencia creativa.
No sabíamos dónde nos iba a llevar todo aquello. De hecho muchos nos miraron con escepticismo. A unos les caímos bien y nos sonreían con un orgullo nostálgico… para luego pasar de largo y seguir con sus cosas. Muchos, con más escepticismo aún, incluso nos llamaron perroflautas y antisistema. La mayoría supuso que era un pataleo, algo incómodo pero que se pasaría y se quedaría en una anécdota. Otros incluso se rieron y nos dijeron con sorna que si tanto sabíamos, nos presentáramos a las elecciones.
Unos meses después yo emigraba a Alemania, donde tras cuatro años después he tenido el placer de leer en los periódicos alemanes que “En España habrá por fin color”. Y es que mientras tanto, desarrolladas, maduradas, pulidas, trabajadas después de un largo ejercicio de auto-crítica y realismo, efectivamente…
…mañana muchas de aquellas ideas van a las urnas.
Pase lo que pase, para mi mañana ya es 15 de Marzo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *